Predicador Cristiano

Compartiendo la palabra de Dios, para que más personas reciban la grandes bendiciones que Dios quiere darnos.

jueves, 31 de mayo de 2018

La Gran Obra De Jesús (3/3)

¿Quiénes Forman El Pueblo De Dios?
El pueblo de Jesús, es el pueblo de Dios, y está conformado por todos aquellos que se han hecho Hijos De Dios. Puede que algunos se pregunten, “¿Cómo uno llega a ser Hijo de Dios?, o ¿Cómo uno puede hacerse Hijo de Dios?, las repuestas a estas preguntas están en la Biblia, como todas las cosas expuestas aquí, y varios son los versos Bíblicos que responde a la pregunta de: “¿cómo llegar a ser Hijos de Dios?”, y a continuación veremos algunos de ellos:
En la Biblia podemos distinguir claramente 4 maneras de cómo uno puede ser Hijos de Dios
Los siguientes versos, muestran que por la obediencia a Dios, somos hechos hijos suyos:

Mateo 12:50 Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre. (Marcos 3:35/ Lucas 8:21)
Lucas 6:35 Amad, pues, a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; y será vuestro galardón grande, y seréis hijos del Altísimo... (Mateo 5:44-45)

También por la Fe en Jesucristo somos hechos Hijos De Dios

Juan 1:12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;
Gálatas 3:26 pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús;

Por los siguientes versos vemos que el Espíritu Santo nos hace Hijos de Dios:

Romanos 8:14 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.
Romanos 8:15 …habéis recibido el espíritu de adopción…

Y otros versos enseñan que el Espíritu Santo se recibe por la obediencia y por Fe (Hechos 5:32; Efesios 1:13).

También por la Palabra de Dios podemos ser renacidos como Hijos suyos

1 Pedro 1:23 siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre.

Gracias por visitar el Blog, que Dios te bendiga.


En nombre de Jesucristo, Amén.
Base Bíblica

Lucas 8:21Él entonces respondiendo, les dijo: Mi madre y mis hermanos son los que oyen la palabra de Dios, y la hacen.

Marcos 3:35 Porque todo aquel que hace la voluntad de Dios, ése es mi hermano, y mi hermana, y mi madre.

Mateo 5:44 Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen;45 para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos.

Hechos 5:32 Y nosotros somos testigos suyos de estas cosas, y también el Espíritu Santo, el cual ha dado Dios a los que le obedecen.
Efesios 1:13 En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa.

El Pecado (2/3)

¿QUÉ ES EL PECADO?

La respuesta a esta pregunta, la encontramos en 1 Juan 3:4 que dice: “Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley.

El verso Bíblico mencionado, define al pecado como “infringir la ley”, por supuesto que se refiere a la ley de Dios, que son los mandamientos y enseñanzas que Dios nos ha dejado en su Palabra, la Biblia. Por lo dicho, pecado es “Infringir La Ley De dios”, en otras palabras, pecado es Desobedecer a Dios, es no cumplir con las leyes, mandamientos, y enseñanzas, que Él nos ha dado. Pero… ¿podemos cumplir con todos los mandamientos y leyes que dios nos ha dado?...

TODOS SOMOS PECADORES

La Biblia dice que todos somos pecadores, que todos los seres humanos que han vivido, han pecado, (Exceptuando a Jesucristo, obviamente), por ejemplo, algunos versos dicen:

Romanos 3:9 …todos están bajo pecado. 10 Como está escrito: No hay justo, ni aun uno;
Romanos 3:23 Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,
Eclesiastés 7:20 “Ciertamente no hay hombre justo en la tierra, que haga bien y nunca peque.”

Por lo tanto, podemos observar que todos somos pecadores, y que por ello no podemos cumplir perfectamente los mandamientos de Dios; es más la Biblia dice:

Santiago 2:10 “Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos”.

CONSECUENCIAS QUE TRAE EL PECADO

Bueno hemos visto quetodos somos pecadores, ahora veamos que consecuencias trae el pecado a nuestra vidas.
Una de las características de Dios, es que él es Justo, por lo cual es obvio que no Bendecirá a quienes actúan contrariamente a sus leyes, mandamientos, y enseñanzas,
La Biblia habla que la obediencia trae bendición, y que la desobediencia trae maldición. 
Veamos algunas de las consecuencias del pecado en nuestras vidas:

-   la Biblia dice que Dios no oye a los Pecadores, Juan 9:31 dice: “Y sabemos que Dios no oye a los pecadores; pero si alguno es temeroso de Dios, y hace su voluntad, a ése oye.
-   La mayoría sabemos que Dios es amor, pero la Biblia también enseña que Dios puede sentir Ira, y en el siguiente verso vemos que Dios siente ira contra el impío, y un impío es un pecador, Salmos 7:11 dice: “Dios es juez justo, Y Dios está airado contra el impío todos los días.
-   El vero siguiente, expresa el gran problema que causa el pecado, que es la división, la separación entre Dios y el hombre, Isaías 59:2 pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír,

CONCLUSION
Ya que todos somos pecadores, estamos condicionados a estar separados de Dios, a causa de nuestros pecados, y si morimos con nuestros pecados, nuestro destino será la afamada “Condenación Eterna” de la cual muchos versos Bíblicos nos hablan, diciéndonos que los pecadores estarán eternamente separados de Dios, que serán echados al infierno, donde sufrirán eterno castigo, por ejemplo el verso de 2 Tesalonicenses 1:9  dice con respecto a los pecadores así:Estos sufrirán el castigo de eterna destrucción, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder,”.
Apocalipsis 21:27 refiriéndose al Reino de Dios dice: “No entrará en ella ninguna cosa inmunda, o que hace abominación y mentira…”. O sea que al Reino de Dios nada inmundo entrará, y el pecado es lo que hace inmundo al hombre, el pecado nos mancha espiritualmente.

Isaías 1:18 Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.

Pero como Dios amo al mundo, nos ha dado la Solución para salvarnos del gran problema del pecado, y es Jesucristo, pues el vino a salvar a su pueblo de sus pecados, así que, si tú quieres salvarte de tus pecados, tienes que ser pueblo de Dios. Haz click en el siguiente enlace para saber ¿Cómo ser pueblo de Dios?

Gracias por visitar el Blog, que Dios te bendiga.


En nombre de Jesucristo, amén.

miércoles, 30 de mayo de 2018

La Gran Obra De Jesús (1/3)

Mateo 1:21 Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.

Este verso Bíblico, se encuentra en el primer capítulo, del primer libro con el cual inicia el nuevo testamento que es “El Evangelio de Mateo”, y presenta este versiculo, que es como un breve resumen de lo que es el evangelio, que trata de la “La Salvación”, “Del Pueblo De Dios”, “Del pecado”, realizada por Jesucristo. A continuación analizaremos estos tres puntos:

1° LA SALVACIÓN

La gran obra que Jesús vino a realizar, es la de “Salvación”, de hecho el nombre Jesús significa “Salvación o Dios Salva”, y varios versos de la Biblia mencionan la misión salvadora de Jesucristo, como ser:

Juan 3:17  Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.
Juan 12:47…no he venido a juzgar al mundo, sino a salvar al mundo.
1 Timoteo 1:15…Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores...

Por lo dicho queda claro que Jesucristo vino a salvarnos, Dios quiere que todos seamos salvados, en 1 Timoteo 2:3-4 dice: “…Dios nuestro salvador, el cual quiere que todos sean salvos…”. Pero ¿salvos de qué?... ¿de que vino a salvarnos Jesucristo?, el verso mencionado al inicio, responde a estas preguntas, pues Mateo 1:21 dice: …el salvara a su pueblo de sus pecados… En la siguiente publicación analizaremos el siguiente punto. Gracias por visitar el Blog, Dios te bendiga.

Siguiente Publicación: El Pecado (2/3)


En nombre de Jesucristo, Amen.

viernes, 18 de mayo de 2018

7 Respuestas Importantes

En esta publicación veremos las respuestas que la Biblia nos da a preguntas importantes, como ser:
1.       ¿Cómo tener la salvación de nuestras almas?
2.       ¿Cómo recibir el Espíritu de Dios?
3.       ¿Cómo llegamos a Dios?
4.       ¿Qué obtenemos con hacer la voluntad de Dios?
5.       ¿Qué pasa si no tenemos el Espíritu de Dios?
6.       ¿Qué llegamos a ser por la FE?
7.       ¿Cómo somos santos? Y otros más puntos mas.

Las respuestas a estas preguntas las encontramos precisamente en el Nuevo Testamento,  sus versos nos responden a las preguntas anteriores, y con gran claridad para que todos podamos entenderlas, pues las Palabra de Dios, no es de interpretación privada (2 Pedro 1:20), y todos podemos recibir lo que ella nos dice (1 Timoteo 1:15). A continuación veremos algunos de los versos que responden a cada una de las preguntas mencionadas.

1° ¿Cómo tener la salvación de nuestras almas?

SOMOS SALVOS POR LA OBEDIENCIA
·   y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen; (Hebreos 5:9)
·   ¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, sea del pecado para muerte, o sea de la obediencia para justicia? (Romanos 6:16)

2° ¿Cómo recibir el Espíritu de Dios?

-   EL ESPÍRITU SANTO SE RECIBE POR OBEDIENCIA
Y nosotros somos testigos suyos de estas cosas, y también el Espíritu Santo, el cual ha dado Dios a los que le obedecen. (Hechos 5:32)
-   EL ESPÍRITU SANTO SE RECIBE POR FE
En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, (Efesios 1:13)

3° ¿Cómo llegamos a Dios?

SOLAMENTE POR JESÚS LLEGAMOS A DIOS
-   Jesús les dijo: Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al padre, sino por mí. (Juan 14:6)
-   Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, (1 Timoteo 2:5)

4° ¿Qué obtenemos con hacer la voluntad de Dios?

-   HACIENDO LA VOLUNTAD DE DIOS ENTRAMOS A SU REINO
No todo el que me dice: Señor, Señor, entrara al Reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. (Mateo 7:21)
-   HACIENDO LA VOLUNTAD DE DIOS NOS HACEMOS HERMANOS DE JESUCRISTO
Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre. (Mateo 12:50)

5° ¿Qué pasa si no tenemos el Espíritu de Dios?

-   SIN EL ESPÍRITU DE DIOS NO SOMOS DE CRISTO
Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él. (Romanos 8:9)
-   SIN EL ESPÍRITU DE DIOS NO SOMOS SUS HIJOS
Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios. (Romanos 8:14)

6° ¿Qué llegamos a ser por la FE?
-   POR LA FE SOMOS HIJOS DE DIOS
pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús; (Gálatas 3:26)

POR LA FE SOMOS JUSTOS:
-   a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús. (Romanos 3:25-26)
-   por lo cual también su fe le fue contada por justicia. Y no solamente con respecto a él se escribió que le fue contada, sino también con respecto a nosotros a quienes ha de ser contada, esto es, a los que creemos en el que levantó de los muertos a Jesús, Señor nuestro, (Romanos 4:22-24)
-   ¿Qué, pues, diremos? Que los gentiles, que no iban tras la justicia, han alcanzado la justicia, es decir, la justicia que es por fe; (Romanos 9:30)
-   porque el fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree. (Romanos 10:4)

7° ¿Cómo somos santos?

SOMOS SANTOS POR  SERVIR A DIOS
-   Hablo como humano, por vuestra humana debilidad; que así como para iniquidad presentasteis vuestros miembros para servir a la inmundicia y a la iniquidad, así ahora para santificación presentad vuestros miembros para servir a la justicia. (Romanos 6:19)
-   Más ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna. (Romanos 6:22)

“Otros Puntos Mas Para Tener En Cuenta”:

8° SIN FE NO AGRADAMOS A DIOS
Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan. (Hebreos 11:6)

9° SIN SANTIDAD NO VERAS A DIOS
Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. (Hebreos 12:14)

10° POR MEDIO DE JESUCRISTO SOMOS JUSTOS
2 Corintios 5:21 Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.

Muchas gracias por visitar el Blog, que Dios te bendiga.

En nombre de Jesucristo, amén.
Versículos Mencionados
entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, (2 Pedro 1:20)


Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero. (1 Timoteo 1:15)

lunes, 30 de abril de 2018

Vence al Mal con El Bien

No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal. (Rom 12:21)

Necesitamos el Bien para vencer el mal, pero el bien de Dios, de Jesucristo en nosotros, entonces así se cumplirá lo que el verso nos dice y obtendremos la victoria sobre el mal (Rom. 8:31; 8:37), es mediante Dios, mediante Jesucristo, porque solamente él venció el pecado, la muerte, el mal.
Dios nos manda a seguir la Paz (Heb. 12:14), a ser pacificadores (Mt. 5:9), y debemos obedecerlo, aunque es difícil estar bien con todos, por que puede que haya personas a las que no les agrademos, y que obviamente no nos traten Bien, en tal caso algunas personas que viven sin Dios en sus vidas, reaccionan devolviendo mal por mal, pero nosotros los que hemos aceptado a Jesucristo, debemos seguir sus enseñanzas, y algunas de ellas son:
-       Amar a los enemigos” (Mt. 5:44),
-       No vengarnos” (Rom. 12:19),
-       No devolver mal por mal” (Rom. 12:17; 1 P 3:9),
-       perdonar las ofensas (Mt. 6:15),

Para vencer el mal, es importante obedecer esas enseñanzas de Jesús. Pero para actuar de esa manera, necesitamos la ayuda de Dios, de su Espíritu Santo, para que nos llene de amor por nuestros enemigos, y todo lo necesario para obrar como es debido y vencer. Si obedecemos a Jesús y amamos a los enemigos, obtendremos victoria, porque la obediencia a Dios trae bendición a nuestras vidas, en cambio a aquellos que obran mal, los siguientes versos nos muestran algunas de las cosas que les suceden:

El que da mal por bien, No se apartará el mal de su casa. (Pr. 17:13)

21 Si el que te aborrece tuviere hambre, dale de comer pan, Y si tuviere sed, dale de beber agua; 22 Porque ascuas amontonarás sobre su cabeza, Y Jehová te lo pagará. (Pr. 25)

Por lo tanto ya no debemos vengarnos de nuestros enemigos, pues eso es contrario a lo que Dios manda, en relación a esto la Biblia nos dice lo siguiente;

No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor. (Rom. 12:19)

Así que no debemos permitir que la maldad de otra persona produzca maldad en nosotros, pues Dios nos manda a bendecir a los que nos maldicen, porque si devolviéramos mal por mal, estaríamos desobedeciendo y dejando que el mal venza. Si permitimos que la maldad de una persona, nos lleve a obrar mal, entonces estamos siendo controlados y vencidos por el mal; pero no debemos permitir eso, no debemos dar ese poder, si nos hemos entregados a Dios, debe ser Cristo quien gobierna nuestras vidas, no quienes hacen el mal, debe ser Cristo quien determina nuestras actitudes, pensamientos y acciones.

Gracias por visitar el Blog, que Dios te bendiga.


En nombre de Jesucristo, amén.
Base Bíblica
Mateo 5:9 Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.
Romanos 8:31 ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?
Romanos 8:37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.
Hebreos 12:14 Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.
Romanos 12:17 No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres.
1 Pedro 3:9 no devolviendo mal por mal, ni maldición por maldición, sino por el contrario, bendiciendo, sabiendo que fuisteis llamados para que heredaseis bendición.
Mateo 6:15 mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.
Mateo 5:44 Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen;
Romanos 12:19 No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor.

domingo, 29 de abril de 2018

Jesucristo Sana Cuerpo Y Alma

El hecho de que Jesucristo murió por nuestros pecados, es lo más importante y lo más divulgado, pero nos es la única bendición que él consiguió por medio de su crucifixión, pues la Biblia dice que también Jesús en la cruz llevo nuestras enfermedades, sufrió nuestros dolores, fue castigado por nuestra paz, y por su llaga fuimos curados, esto lo podemos ver en los siguiente versos:

Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. (Isaías 53:4-5)

Y en el verso siguiente podemos ver como Mateo, corrobora que hay “sanidad por medio de las llagas o heridas” que sufrió Jesucristo en su crucifixión.

para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo: El mismo tomó nuestras enfermedades, y llevó nuestras dolencias. (Mateo 8:17)

Así que, podemos ver, que la obra de Salvación de Jesucristo, incluye también Sanidad. Por esta razón, cuando Cristo vino al mundo, él sanaba a todos:

Y cuando llegó la noche, trajeron a él muchos endemoniados; y con la palabra echó fuera a los demonios, y sanó a todos los enfermos; para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo: El mismo tomó nuestras enfermedades, y llevó nuestras dolencias. (Mateo 8:16-17)

Y también Jesús envío a sus discípulos a anunciar que “el reino de los cielos se había acercado”, también les ordenó  que sanaran a todos los enfermos:

Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios… (Mateo 10:7-8)

La Biblia relata muchos casos en los que Jesús realizo milagros de sanidad, y Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos (Hebreos 13:8), lo que significa que su poder milagroso de sanidad, esta presente para sanar en el tiempo en que vivimos ahora, dice la Biblia “Porque yo Jehová no cambio…” (Malaquías 3:6), y Por medio de Jesús está disponible el mismo poder como en el pasado. Pero había algo en común en aquellos que eran sanados por Jesús, todo ellos tenían “FE”, por lo tanto ninguna sanación puede llevarse a cabo sin FE,  Jesús dijo a la mujer que tocó el borde de su manto para ser sanada:

¡Hija, tu fe te ha hecho salva; ve en paz, y queda sana de tu azote! (Marcos 5:34)

La biblia también señala que en Nazaret, su tierra, Jesús no pudo sanar a algunos por la falta de FE 

Y no pudo hacer allí ningún milagro, salvo que sanó a unos pocos enfermos, poniendo sobre ellos las manos. Y estaba asombrado de la incredulidad de ellos” (Mateo 6:5-6)

Por lo mencionado vemos que por Jesucristo podemos tener SANIDAD, que Él cargó sobre sí todas las enfermedades físicas, que en Él está la promesa de sanidad, la que se recibe por FE en él, es por FE que tenemos acceso a esta bendición, como también a la de ser libres, a tener paz, y como todo lo que es parte de la bendita gracia de Dios, se alcanza por medio de la FE.

Gracias por visitar el Blog, y que Dios te bendiga.


En nombre de Jesucristo, amén.

viernes, 27 de abril de 2018

No Se Aflijan Por Nada

Varias son las formas, en como el mal ataca nuestras vidas, ejemplos: enfermedades, mentiras, miedos y muchos más, y cada forma viene a causar un daño distinto, y en menor o mayor magnitud; obviamente no vienen a favorecer nuestras vidas, sino que llegan con la intención de perjudicarnos. A cada suceso, cada persona lo puede afrontar de distintas maneras, y puede ser que tenga éxito, o también que no, porque somos imperfectos y podemos fallar.
Pero en cambio, no importar la forma en que el mal ataque, no importar el daño que venga a causar, tampoco importa la magnitud del daño que quiera ocasionar, si es que hemos aceptado en nuestras vidas, a esa persona que no falla, que es perfecto (Mt. 5:48), que es fiel (2 T. 2:13), que no miente (Núm. 23:19), que tiene toda potestad en el cielo y en la tierra (Mt. 28:18), es alguien que con su ayuda podemos vencer cualquier tipo de mal en nuestras vidas (Rom 8:37), es Jesucristo quien venció la muerte y el pecado (1 Pedro 2:22).
Por ejemplo, para eso malos momentos, en donde la angustia, las preocupaciones, ansiedades y aflicciones quieren invadirnos, Jesucristo nos dice lo siguiente:

No se aflijan por nada, sino preséntenselo todo a Dios en oración; pídanle, y denle gracias también. Así Dios les dará su paz, que es más grande de lo que el hombre puede entender; y esta paz cuidará sus corazones y sus pensamientos por medio de Cristo Jesús. Filipenses 4:6-7, (DHH)
 
Lo citado es Palabra De Dios, palabra fiel y verdadera (1 T. 4:9), por lo tanto no puede fallar (Jn. 10:35), así que querido lector, solo queda hacer tu parte, que es poner tu Fe en Cristo, vivir para Él, o sea convertirte a Dios, y entonces la bendición que nos dice el verso mencionado, será realidad en tu vida, Él tomara tus preocupaciones, ansiedades, angustias… y te dará su Paz, y después de esta vida, podrás tener parte en su reino, pero recuerda que hay que cumplir con Dios, para que él cumpla con nosotros.
Gracias por visitar el Blog, que Dios te bendiga.



En nombre de Jesucristo, amén.

 Base Bíblica

Mateo 5:48 Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.
2 Timoteo 2:13 Si fuéremos infieles, él permanece fiel; El no puede negarse a sí mismo.
Números 23:19 Dios no es hombre, para que mienta…
Mateo 28:18 Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.
Romanos 8:37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.
1 Pedro 2:22 el cual no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca;
1 Timoteo 4:9 Palabra fiel es esta, y digna de ser recibida por todos.
Juan 10:35…la Escritura no puede ser quebrantada.